La importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las empresas

En septiembre de 2015 la ONU puso en marcha los Objetivos de Desarrollo Sostenible con el propósito de que se alcanzasen en los próximos 15 años. ¿Qué están haciendo las empresas en esta agenda de desarrollo sostenible? Lo repasamos.

Los líderes mundiales decidieron en el año 2005 adoptar un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos: los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Todos ellos se interrelacionan entre sí e incorporan los desafíos globales a los que nos enfrentamos día a día. Puedes consultarlos pinchando aquí.

Para alcanzarlos, la ONU pide la colaboración de gobiernos, sociedad civil y, también, del sector privado. Miles de empresas de todo el mundo ya trabajan para que estos objetivos se conviertan en una realidad a través de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) impulsada por las empresas. Y en España, ¿qué están aportando las corporaciones a los ODS?

El observatorio de los ODS publicó el informe La contribución de las empresas españolas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible tras hacer un análisis tanto cuantitativo como cualitativo en las compañías: el primero a través de los datos proporcionados por las memorias anuales de las empresas cotizadas del año 2016 y el segundo mediante el estudio concreto de diez empresas referentes.

De estas empresas analizadas, un 80% tenían informe anual publicado y solo la mitad de ellas referían otra información más allá de la económica. Entre ellas, las empresas tecnológicas y de comunicaciones conforman el sector que más informes disponibles no estrictamente financieros tienen, seguidas por los sectores de la construcción y de la energía.

[Quizás te interese: Máster en Comunicación Corporativa y Marketing Digital]

En función de esos sectores, los ODS en los que se centran las compañías son diferentes, aunque los más presentes son el referido al trabajo decente y crecimiento económico, el enfocado en la acción por el clima y el dedicado a industria, innovación e infraestructura.

En cuanto a la adopción de los principios de la economía circular o economía verde en los organismos, el informe revela que las acciones son todavía escasas y poco definitivas. Concretamente, el 22% de las empresas no menciona ninguna medida sobre esta cuestión y en las que sí lo hacen se hace referencia, especialmente, a asuntos vinculados con el reciclaje y la reutilización.

[Quizás te interese: Máster en Economía Verde]

Estos datos son similares a los que ofrece otro informe elaborado por Deloitte, en el que se indica que solo el 9% de las empresas del IBEX 35 ha incorporado a su estrategia un propósito que integre, de forma clara, alguno de los objetivos. Sin embargo, también contempla que el 40% de las grandes empresas españolas cotizadas ya contemplan los ODS en sus informes de sostenibilidad y sus páginas web.

Teniendo en cuenta estas estimaciones publicadas, podemos determinar que queda largo camino por recorrer para que los propósitos planteados por la ONU formen parte de las estrategias empresariales de las grandes y pequeñas empresas. La buena noticia es que todavía hay tiempo de reacción hasta 2030, año en el que Naciones Unidas espera, con la colaboración de todos, haber cumplido los ODS.

Deja un comentario

Solicita Información

He leído y acepto la política de privacidad