El impacto económico y turístico de las fiestas de San Isidro 2019 en Madrid

Cada 15 de mayo Madrid capital celebra la festividad en honor de su patrón, San Isidro. En términos económicos las distintas actividades organizadas durante la fiesta municipal tienen un gran impacto motivado, entre otras cosas, por el turismo.

Madrid celebra estos días sus fiestas patronales con multitud de actividades, verbenas y conciertos dirigidos a todas las edades organizados por el Ayuntamiento de Madrid. La Pradera de San Isidro se convierte en el centro neurálgico de la ciudad, aunque los madrileños no se olvidan del Parque del Retiro, de Las Ventas o de los lugares en los que se han ubicado varios escenarios.

Pero San Isidro es más que una festividad local, es también una oportunidad económica para la capital, ya que miles de turistas y ciudadanos participarán en los espectáculos programados, dejando así una gran cantidad de dinero en locales y restaurantes.

La hostelería, en particular, y el turismo, en general, son los principales beneficiarios de la enorme huella que deja la fiesta madrileña. La Feria de San Isidro tuvo en 2017 un impacto económico de 72,8 millones de euros, de los cuales dos tercios repercutieron en los sectores que abastecen la demanda de aficionados taurinos.

En cuanto al número de visitantes, la Pradera de San Isidro congregó en 2018 a un millón de personas entre los días 12 y 15 de mayo, y más de 300.000 se acercaron a los conciertos celebrados en los cuatro grandes escenarios de estas fiestas situados en la Plaza Mayor, Las Vistillas, la propia Pradera y en la Puerta del Ángel.

[Quizás te interese: Máster en Marketing Turístico y Promoción de Destinos en América Latina y en Europa]

Además de los madrileños, miles de turistas nacionales se acercan a la capital en los días cercanos al 15 de mayo, mientras que los visitantes extranjeros permanecen durante la semana entera para vivir de primera mano esta festividad. Estos se suelen alojar en los hoteles de la ciudad, aunque cada vez es más habitual contratar el alojamiento en casas particulares y pisos turísticos.

Sobre esta cuestión, hay que recalcar que, mientras que las reservas hoteleras no llegaron al 70% en este periodo en 2018, el alquiler de viviendas turísticas creció de manera exponencial. Esta tendencia del sector del turismo llevó a que, en marzo, el Ayuntamiento aprobase el Plan Especial de Usos del Hospedaje, a la que ya se están adaptando los propietarios de estos alojamientos.

Se espera que el impacto económico de estas fiestas de San Isidro 2019 sea mayor que el año anterior, pero lo cierto es que la repercusión de esta celebración a nivel económico y del sector turístico está todavía lejos de los datos alcanzados en la ciudad en otros periodos como el puente de diciembre, cuando se produce el encendido de las luces de Navidad o la celebración del Orgullo.

Deja un comentario

Solicita Información

He leído y acepto la política de privacidad